Introduce aquí el subtítular

Remodelación de la Plaza de España, A Coruña

Nuestro proyecto intenta resolver fundamentalmente dos problemas: La inadecuación de los espacios peatonales de la actual plaza de Millán Astray a una idea clara de plaza y por otro la caótica solución de tráfico en todo el ámbito de actuación. Resolver el problema del tráfico ha sido uno de los objetivos fundamentales. En la actualidad, el tráfico lo domina todo. Hay viales por todas partes, siendo esta una manera sencilla de resolver el tráfico, pero sin considerar los problemas peatonales. Actualmente las zonas peatonales, de jardín o plaza, son de difícil acceso, atravesando viales de tráfico rodado. Nuestra propuesta resuelve este problema, unificando las zonas peatonales con las plazas y jardines de tal manera que ya no hace falta cruzar viales - en la mayor parte de la actuación- para llegar a ellos.

Dos rotondas situadas al norte de la Plaza de España y de la actual de Millán Astray, resuelven los nudos comunicacionales, los flujos de tráfico, que en la actualidad son un auténtico tormento para el conductor, que muy a menudo no sabe como comportarse en una encrucijada. El túnel que ahora llega a la actual Plaza de Millán Astray lo hace de manera abrupta, constituyendo una auténtica barrera para el viandante. Nosotros lo prolongamos hasta el otro extremo de la actual plaza de Millán Astray, permitiendo con ello generar plaza, eliminar obstáculos y unir la plaza al edificio del cuartel. Es decir, se crea una gran Plaza de España, que llega hasta el actual cuartel.

EL PASEO ELEVADO:

Al mismo tiempo unificamos toda la actuación desde el punto de vista del tratamiento de los suelos, los materiales, el mobiliario urbano y un elemento fundamental en nuestra propuesta: El Paseo Elevado.

Ésta pieza -verdadero hilo conductor del proyecto- es un camino peatonal inspirado en el Puente de Brooklin de NY, de 6 m de ancho y 350 m de largo, que recorre toda la actuación iniciándose en el edificio-isla-placita elevada de la Plaza de España, a la cota de 28,97 m. Discurre a continuación entre los enormes árboles de la Plaza a la altura de su fuste, donde comienza a descender hasta alcanzar la cota de la calle en el otro extremo de la plaza y a partir de ahí recorrer toda la actuación - ahora peatonal y de tráfico sólo para residentes - intersecándose con el otro pavimento. Por último llega al inicio del descenso de la cuesta de Marqués de San Martín donde de nuevo sobrevuela la actuación superponiéndose al subterráneo que enlaza la zona de la Iglesia con el túnel y lleva el tráfico hasta la dársena de la Marina, por debajo de la Plaza de María Pita.

La actual plaza de Millán Astray, mal resuelta y que en realidad no es una plaza sino una isla rodeada de viales, pasa a ser una plaza esencialmente dura pensada para adecuarse al actual edificio del cuartel que en el futuro lo será de uso civil y capaz de acoger actividades sociales y/o culturales, como las que se celebran en la actualidad en la Plaza de España, alojando en su sótano un aparcamiento para 75 coches, si bien éste aparcamiento lo planteamos como opcional.

La Plaza de España pasa a ser una plaza blanda, al estilo de los parques ingleses, con senderos y césped.

El arranque de nuestra actuación, comienza en la Calle San Roque, en lo alto de la placita elevada, que hasta ahora actuaba de pequeño mirador hacia el tráfico y la plaza arbolada. A partir de ahora será el comienzo de un paseo que discurrirá entre los grandes árboles, a la altura de sus fustes, entre el ramaje, con el césped debajo, como si del puente de Brooklin se tratase (BRK1883). Ponemos en valor la placita elevada, no tanto por su valor de carácter histórico, sino por lo que supone de pieza doméstico-urbana y de memoria histórica.

Al mismo tiempo resolvemos un verdadero problema de tráfico que se produce en esta zona, introduciendo una rotonda, que muerde un poco de terreno a la actual plaza, pero que se compensa sobradamente con los nuevos espacios ganados al tráfico rodado. Ésta rotonda canaliza todos los flujos de tráfico que vienen de la Calle de la Torre, de la Calle Panaderas y de Millán Astray

Al introducirse el Paseo Elevado en la plaza, se encuentra con una de las torres de acceso, que son a la vez núcleo de escaleras y ascensor. Continua serpenteando entre los árboles de gran porte, sobre el césped y los nuevos senderos que sustituyen la actual plaza dura de bancadas y escaleras, fuentes, parterres, etc., para convertirse en una suerte de jardín inglés más amable.

Las actividades que en la actualidad se realizan en esta zona, pasan a la actual Plaza de Millán Astray.

Llega el Paseo a la cota 21,28 m, situándose a nivel del terreno y maclándose con el otro pavimento que resuelve la zona, en asfalto con acabado sintético. En este punto hay una zona de juegos para niños, bien situada, protegida de los vientos y soleada.

Alrededor de la cota 20 se crea esta plaza, actual de Millán Astray, que como ya comentamos abraza al actual edificio del cuartel y futuro edificio civil. En su sótano se proyecta un aparcamiento que da servicio a la plaza y sus viviendas y conduce el tráfico que proviene de San Jorge, de María Pita y del Paseo Marítimo. Éste aparcamiento se plantea como opcional, o como una segunda fase.

En ésta Plaza, se conservan todos los árboles de gran porte, algunos de los cuales se desplazan en torno a un metro, al objeto de dejar paso al subterráneo.

Se completa el conjunto con el amueblamiento urbano, que hace las veces de lucernarios para el sótano.

Dos tipos de Luminarias dan servicio a la actuación. Las altas que son soporte a la vez del Paseo Elevado, las que únicamente son luminarias y las bajas.

Nuestro Paseo Elevado llega a esta zona de las inmediaciones de la Iglesia de San Jorge, convirtiéndose en Mirador, en una Atalaya privilegiada que mira hacia la Plaza de Maria Pita. Una torre de cristal resuelve el acceso mecánico. Se reduce el tráfico delante de la iglesia, ahora sólo de tipo lento forzado por el pavimento a base de adoquines, el ancho de la vía y los bolardos que la delimitan. Proponemos el traslado del actual cruceiro a otro lugar a decidir.

Diseño de las luminarias, que a la vez son soporte estructural del paseo elevado y de las barandillas de cristal. Construidas en tubo de acero hueco para paso de instalaciones en su parte alta. Luminarias en tubo cilíndrico de cristal.

Torres de comunicaciones para acceder al paseo elevado y para descender al aparcamiento subterráneo. Estas torres son a la vez grandes luminarias y pantallas luminosas de exposición de eventos municipales.

Las imágenes ejemplifican este futuro uso con el anuncio de un exposición del movimiento De Stijl (1917-1931) con imágenes de Theo van Doesburg y de Piet Mondrian, principales adalides del movimiento

.